Hormiga panda

Hembra de hormiga panda
Hormiga panda

La hormiga panda (Euspinolia militaris) es una especie de himenóptero perteneciente a la familia Mutillidae.

En realidad, a pesar de su aspecto y de su nombre, no es una hormiga. Es una especie de avispa que adquiere este nombre por su aspecto muy parecido al de una hormiga y por su coloración característica que recuerda a la de un oso panda.

Fue descubierta en el año 1938 y su esperanza de vida es de alrededor de 2 años.

Ubicación


Es endémica de la Cordillera de los Andes, encontrándose en los bosques de Chile y en algunas regiones de Argentina.

Morfología de la hormiga panda

La hormiga panda llama mucho la atención tanto por su coloración como por su forma.

Como el resto de especies de la familia Mutillidae posee una especie de pelo a lo largo de todo su cuerpo que recuerda mucho al terciopelo por lo que también se les conoce como hormigas aterciopeladas u hormigas de felpa.

La coloración de la hembra es la que más llama la atención y la que más se asemeja a simple vista a una hormiga. Su cabeza es de color blanco a excepción de los ojos que son negros mientras que el resto del cuerpo presenta manchas de color blanco y negro.

Esta coloración es un aposematismo, es decir, sirve como advertencia a los depredadores de su poderosa y potente picadura.

Hembra hormiga panda
Hormiga panda hembra

Además, esta especie presenta un diformismo sexual extremo, es decir, hay una diferencia enorme en la fisonomía externa entre los machos y las hembras.

Las hembras poseeen un ovipositor modificado en un aguijón pero no poseen alas mientras que los machos son de mayor tamaño, no poseen aguijón pero si que tienen alas. De igual manera, los machos poseen un pelaje un poco más corto que las hembras. 

Pueden llegar a medir hasta 8 mm de largo y 3 mm de altura.

Solitaria

La hormiga panda es solitaria. No vive en colonias o enjambres como la mayoría de las avispas y tampoco tiene nido. No es agresiva.

Reproducción de la hormiga panda


A la hora de la reproducción, es el macho el que emprende el vuelo en busca de una hembra para reproducirse.

Una vez producida la fecundación, la hembra buscará el nido de alguna abeja u avispa y pondrá los huevos dentro de sus larvas con su ovipositor. Cuando eclosionen los huevos, las larvas de la hormiga panda se alimentarán de los tejidos de las larvas huéspedes.

Por lo tanto, se puede decir que la hormiga panda es un parásito.

Alimentación

En su fase de larva, se alimenta de los tejidos de las larvas huéspedes en las cuales se aloja.

En su fase adulta, la hormiga panda se alimenta únicamente del néctar de las flores.

Potente y dolorosa picadura

La picadura de la hormiga panda es potente y poderosa aunque no se conocen casos de humanos que hayan muerto a raíz de su picadura.

Se cree que sólo 6 picaduras de esta avispa podrían acabar con la vida de un animal de 1 kg y por eso se le conoce popularmente en algunos lugares como «mata vacas» o «mata mulas«.

En peligro de extinción

A pesar de poner unos 2000 huevos al año, se cree que la hormiga panda está en peligro de extinción.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *