Hormiga tejedora

Hormigas verdes
Hormigas tejedoras

Las hormigas tejedoras u hormigas verdes pertenecen al género Oecophylla.

Es una especie de hormiga arborícolas, es decir, habitan en los árboles.

Características de las hormigas tejedoras

Las hormigas tejedoras son características por la forma en la que construyen sus nidos. Los construyen tejiendo las hojas de los árboles con la seda que producen sus propias larvas.


Entre las obreras de esta especie se puede observar que hay una diferencia de tamaño considerable según a las funciones a las que se dediquen:

  • Las obreras de mayor tamaño se encargan de la recolección de alimento, tejer el nido, defenderlo y ampliarlo.
  • Por el contrario, las obreras de menor tamaño se encargan del cuidado de las larvas y de «ordeñar» a las cochinillas.
hormigas tejedoras nido
Nido de hormigas tejedoras

Esta diferencia de tamaño es considerablemente mayor, siendo por lo general el tamaño de las grandes el doble que el de las pequeñas, y pudiendo llegar a alcanzar entre los 8 y 10 mm de longitud.

Las colonias de las hormigas tejedoras pueden llegar a ser muy numerosas, pudiendo llegar a estar formadas por cientos de nidos en varios árboles vecinos.

Coloración

Las hormigas tejedoras tienen una coloración muy variada. Su gama de colores pueden ir desde los tonos rojizos a los tonos marrón amarillento, dependiendo de la especie.

Por ejemplo, la especie Oecophylla smaragdina, que se encuentra ampliamente extendida en Asia tropical y Australia, tiene el gáster de color verde brillante.


Alimentación

Tienen una alimentación similar a la mayoría de hormigas, es decir, una alimentación basada en gran parte de pequeños insectos. Sin embargo, también se alimentan de las secreciones que «ordeñan» de las cochinillas.

Desarrollo de la colonia y organización social

La reina de las hormigas tejedoras pone la primera puesta de huevos en una hoja y se dedica a proteger y cuidar de las larvas.

Una vez nacen las primeras obreras, estas se encargan de la construcción del nido tejiendo las hojas que se encuentran alrededor y del cuidado de las siguientes puestas de huevos.

Hormigas tejedoras nido
Hormigas tejedoras tejiendo el nido

Conforme el número de obreras aumenta, aumenta el número de nidos en la colonia y la productividad de la misma, pudiendo llegar hasta el medio millón de individuos.

El intercambio de información entre las obreras se produce a través de feromonas y de manera táctil, chocando sus antenas, mediante las cuales transmiten información.

Las recolectoras que han encontrado una fuente de alimento dejan un rastro de feromonas para que el resto de obreras puedan encontrar el lugar en el que se encuentra la nueva fuente de alimento.


Además, de manera análoga a otras especies de hormigas, las obreras también se utilizan entre ellas como «medios de transporte«. A veces, una obrera transporta a otra obrera en sus mandíbulas y la lleva a otro lugar de la colonia donde se necesita su ayuda.

Construcción de los nidos

La construcción del nido de las hormigas tejedoras requiere de una gran colaboración entre muchas de sus obreras.

El primer paso consiste en que grupos de obreras tiran de los bordes de hojas más o menos conjuntas e intentan unir sus bordes. En caso de que la distancia entre las hojas sea mayor que el tamaño de la hormiga forman cadenas de obreras para llegar al borde de la hoja.

Cadena de hormigas tejedoras obreras para construir el nido
Cadena de hormigas tejedoras obreras para construir el nido

Una vez han conseguido juntar los bordes, otras obreras traen a las larvas de otros nidos y hacen que secreten la seda. Cada larva tiene una cantidad específica de seda por lo que tendrán que crisalizar sin capullo.

En ese momento las obreras se organizan para tejer las hojas con la seda de las larvas de manera coordinada. El nido puede estar constituido por una única hoja unida a sí misma o por múltiples hojas unidas entre sí.

A pesar de que sus nidos son impermeables, construyen nuevos nidos constantemente para para sustituir los nidos viejos o los que están dañados por las tormentas.


Relación con el hombre

Hormiga tejedora como control biológico de plagas

Esta especie de hormigas son muy territoriales y agresivas y son a menudo usadas por los agricultores indígenas del sureste Asiático para el control biológico de plagas.

Carecen de aguijón funcional pero tienen unas fuertes mandíbulas y una dolorosa mordedura que rocían a menudo con ácido fórmico lo que causa un fuerte dolor.

Hormigas tejedoras como alimento

Las hormigas tejedoras también sirven como alimento y como fuente de proteínas para los humanos.

Queso cubierto de hormigas verdes
Queso cubierto de hormigas verdes

En algunos países son muy codiciadas y son consideradas una delicatessen. Sus larvas pueden llegar a tener incluso un precio más elevado que la carne porque sólo se pueden recolectar en épocas del año concretas.

Tienen un sabor picante y, a menudo, se combinan con algunos platos para darles sabor o se comen como aperitivo.

Fotos de hormigas tejedoras

Si después de leer este post os ha entrado curiosidad y queréis saber más sobre estas hormigas tan peculiares os recomiendo encarecidamente ir a la página web de Alexander Wild donde podréis observar unas fotos e imágenes alucinantes sobre las hormigas tejedoras.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *